Psicooncología y Alzheimer

Especialista

Psicooncología y Alzheimer

Algunas veces me preguntan por qué decidí especializarme en estas dos áreas, la respuesta es sencilla, como dije en mi presentación, mi interés en la psicología nació de mi necesidad de ayudar a los demás a sentirse mejor, a paliar su dolor, y difícilmente se pueda sentir más dolor del que sienten los enfermos y familiares de estados dos terribles enfermedades.

Mi relación con el Alzheimer empezó en Asturias, donde tuve la suerte de conocer a Laureano Caicoya, presidente de la Fundación Alzheimer Asturias con el cual lideré un proyecto pionero en España durante muchos años centrado en los enfermos y familiares de enfermos de Alzheimer y del que heredé la motivación y mi encrucijada personal a favor de dicho colectivo.

sobre mi

Mi interés por la psicooncología ha sido de una doble herencia.

En primer lugar la de mi madre,  Enfermera Supervisora en la planta de Oncología Infantil durante muchos años en el Hospital Virgen del Rocío, de la cual no dejaba de oír la soledad a la que se enfrentaban los niños enfermos de leucemia y sus padres, y por otro lado de mi pareja, Hematóloga en la Unidad de Trasplantes del Carlos Haya, y de la cual he recibido una formación de primerísima calidad y una cooperación  constante

¿Hablamos?

Para mí, la psicoterapia es el arte de llenar de luz los rincones oscuros de una vida, y aunque en el fondo siempre se trata de eso,  es en esos lugares, dónde la luz parece no poder llegar, en donde se convierte en arte.

Si no vez luz llámame, puede que no la encontremos, pero podemos aprender a ver en la oscuridad.